A la campaña de Obama!!!

Ya ha llegado el momento. En unas horas me uno a la campaña de Obama. Van a ser unos días, no me cabe la menor duda, increíbles a la par que extenuantes. Llamadas de teléfono, canvassing en diferentes estados, escritura, social media activities…. Si cuando fui voluntaria de Obama en el 2008 aprendí en 10 días lo equivalente a varias carreras y másters, lo de ahora viene a ser mi doctorado en esto de campañas electorales presidenciales.

Os iré informando de todo. Deseadme suerte!

 

 

 

Deja un comentario

Archivado bajo Campañas electorales

Para los verdaderos héroes, ahora comienza la batalla

Esto es luchar. Esto es vencer. Esto es no rendirse. Esto es desafiar a las adversidades.  Esto es no conformarse. Esto es valentía. Esto es coraje y determinación. Esto es marcarse metas y alcanzarlas. Esto es marcarse nuevos retos y conseguirlos. Esto es decir no a todos aquellos que te dicen que no podrás. Esto es decir sí a todos aquellos que te animan. Esto es no tener miedo a soñar. Esto es dar ejemplo. Esto es dar esperanzas. Esto es generar ilusión.

Esto es ser un auténtico héroe.

Muchas gracias de todo corazón a todos ellos y a todas ellas.

Deja un comentario

Archivado bajo comunicación, liderazgo, marketing, publicidad

Rigor

En la semana en que el Gobierno de España adopta el paquete de medidas de austeridad más draconiano de la historia de la democracia.

La semana en que hemos visto cómo se vilipendia y castiga a territorios que están haciendo los deberes, cómo se fustiga sin más a sectores económicos estratégicos y cómo se merman nuestras posibilidades de desarrollo.

La semana en que el sector cultural ha sido atacado (aunque algunos lo duden: la cultura es clave para la dinamización económica).

La semana en que se ha lanzado una reforma electoral encubierta y se ha puesto en marcha un plan para recentralizar España a través de las Diputaciones.

La semana, en resumen, en que hemos recibido pruebas fehacientes de que ya no estamos al borde del precipicio sino cayendo inexorablemente al abismo.

En esta semana ha habido gente en este país cuyo único interés parece haber sido debatir sobre el coeficiente intelectual de Andrea Fabra.

Quiero que quede claro: el comportamiento de esta señora me parece lamentable, antidemocrático y contrario a las más mínimas y elementales normas de educación. Decir que no tendría que haber dicho lo que dijo me parece tan obvio que no merece mayor apunte. Y que encima ni siquiera haya pedido perdón y haya ido de víctima me resulta, por decirlo suavemente, surrealista.

También quiero que quede claro: desgraciadamente, los exabruptos y los insultos son habituales en el Congreso y no todos proceden del PP. Tuve la ocasión de escuchar una vez a una persona de otro grupo político que hasta se  jactaba por lanzar improperios altisonantes en medio de la Cámara. Y, lo que era peor, las personas que estaban escuchando tal despropósito en aquella conversación incluso lo aplaudían exaltadamente.

Esto de “si es de los míos, no importa” y “si lo han hecho los demás, ensañémonos” me resulta insufrible e hipócrita. Los insultos son siempre reprobables, siempre. Aquí no vale el doble rasero.

Tercera idea: que en medio de la que está cayendo haya quien tan sólo esté preocupado por salvar los muebles, lanzar mensajes incendiarios en Twitter e intentar convencer al personal de que la situación actual es fruto tan sólo de las decisiones adoptadas en los últimos meses,  me produce repugnancia.

Que en medio de la que está cayendo se pida al líder de la oposición “confrontación” en los términos que se le pidió, me produce hastío.

Y que haya alguien que piense que, porque en mayo del 2010 se aplaudió menos, las medidas que se adoptaron entonces fueron menos dolorosas, me produce consternación (sí, también se aplaudió; el vídeo está en Youtube por si lo quieren comprobar).

Simplemente enarbolando la bandera de “nosotros somos malos pero los otros más” no (insisto, no) se ayuda a España a salir de la crisis.

Para acabar: que estamos en una situación que tan solo se puede describir como de emergencia, no se puede poner en duda. Lamentablemente, creo que hay muchas personas en el Congreso (no todas, afortunadamente) que no son conscientes de la gravedad extrema por las que estamos pasando.

Frente a tal situación hay que tomar decisiones más que difíciles. Esto no quiere decir que nos agrade el paquete de medidas que ha impulsado el Gobierno. Yo, de hecho, soy muy crítica con muchas de las medidas que ha adoptado en esta semana el gobierno del Sr. Rajoy, porque creo que no ayudarán a generar crecimiento y que agravaran muchos problemas más que resolverlos. Ahora bien, defiendo que ahora más que nunca se necesitan debates de verdad. Debates en profundidad. Con argumentos, con ideas, con datos, con rigor y responsabilidad.

Sobre todo, con responsabilidad.

Deja un comentario

Archivado bajo liderazgo

Un triunfo histórico que puede acabar en derrota electoral

Al conocer la noticia, Obama se ha puesto eufórico. Algunos de sus asesores, sin embargo, se han llevado las manos a la cabeza. Y no precisamente para expresar su alborozo y júbilo al conocer que la Corte Suprema de los Estados Unidos declaraba que la reforma sanitaria que aprobó el Presidente hace ya dos años es constitucional. Más bien, todo lo contrario.

A pesar de la incongruencia, todos tenían motivos para justificar sus estados de ánimo.

El hombre que ha hecho historia

El Presidente Obama tenía motivos de sobra para dar saltos de alegría. Y no ha ocultado ni un ápice su satisfacción y orgullo cuando, minutos después de conocerse la noticia, ha comparecido ante los medios. con una flamante sonrisa ha sentenciado que “lo de hoy es una victoria para todas las personas de este país”.

Desde luego, mirando los datos, es un triunfo histórico.

Estados Unidos es el país que más gasta en sanidad de todo el mundo. Cada año se gasta 2,6 trillones de dólares (8.402 $ por persona), lo que representa el 17,9% de toda la economía americana.

♦ Ahora bien, tiene uno de los sistemas sanitarios más ineficientes de entre los países desarrollados: de los 34 miembros de la OCDE, es el número 31 en cobertura sanitaria a la población. Porque, de los más de 310 millones de estadounidenses, 50 siguen sin tener seguro médico. 

 Esto es más que una fría estadística. Se calcula que 45.000 estadounidenses mueren cada año por no tener un seguro médico. 

La reforma sanitaria de Obama (el “Obamacare”), que fue aprovada por el Presidente el 23 de marzo del 2010 después de una de las batallas políticas más encarnizadas que se recuerdan, tampoco es que fuera la panacea. Pero suponía un paso adelante muy importante: preveía ampliar la cobertura sanitaria a 30 millones de personas (20 millones seguirían sin). ¿Cómo? La ley establece la creación de una especie de “aseguradoras público-privadas” donde las familias con rentas de hasta 90.000$ al año podrán adquirir seguros a precios subvencionados por el gobierno. Además, todas las familias con rentas inferiores a 30.000$ (el 133% del umbral de pobreza en EUA) pasarán a beneficiarse del “Medicaid”.

Los avances no se detienen ahí. El “Obamacare” pone fin a prácticas injustas por parte de las aseguradoras privadas. Por ejemplo, en estos momentos, muchas aseguradoras se niegan a cubrir a mujeres que hayan tenido una cesárea o que hayan sido víctimas de la violencia de género. Por no decir que es una práctica común que las mujeres paguen más por sus seguros que los hombres simplemente por el hecho biológico de ser mujeres (hasta un 150% más). Todo esto será prohibido, y con toda la razón del mundo, cuando la ley entre completamente en vigor en el 2014 (de momento sólo se están aplicando algunas cláusulas).

La reelección en juego

Si la Ley de la Reforma Sanitaria supone un paso adelante, ¿por qué algunos asesores de Obama están tan preocupados?

Bien, la razón principal es que la ley incluye los denominados “individual mandates”. La mayoría de los estadounidenses están “obligados” a adquirir un seguro médico de aquí al 2014. Si no lo hacen, tendrán que pagar una sanción. En el 2014, la sanción será de 95 $ o el 1% de los ingresos (cualquiera que sea mayor). En el 2016, será de 695$ o el 2,5% de los ingresos. Los inmigrantes ilegales, los más pobres, los indios americanos, algunos grupos religiosos y los presos estarán exentos de pagar esta “multa”.

La constitucionalidad o no de estos “individual mandates”, de hecho, era hoy uno de los grandes puntos en juego. Los republicanos llevan dos años bramando que son “impuestos” y que “limitan la libertad” de las personas, al no dejarles decidir libremente. Pero hoy la Corte Suprema (por 5 votos a favor y 4 en contra) ha dicho que, política aparte, sí son constitucionales.

Más allá de las implicaciones prácticas que estos “mandates” tendrán, la batalla política está servida. Y las posibilidades de que Obama sea reelegido están en juego. Según una encuesta de Ipsos para Reuters hecha pública el domingo, el 61% de los estadounidenses se oponen a ellos y tan sólo el 39% están a favor. 

Pero, lo que es peor (para Obama): muchos estadounidenses remiten su aprobación de la ley en su conjunto a este punto específico. Porque, de hecho, parece ser que es uno de los pocos aspectos de la ley que conocen.

Diferentes encuestas ofrecen un panorama desolador para los que confiaban hoy que la aprobación de constitucionalidad de la ley supondría un salto adelante en las posibilidades de Obama de ser reelegido:

 Cuando la ley fue inicialmente aprobada (en el 2010), el 60% de los estadounidenses se mostraban contrarios a ella. La gran mayoría era porque la consideraban “poco ambiciosa”. Hay que apuntar, no obstante, que el 52% reconocían en aquel momento que “no tenían suficiente información sobre cómo la ley les iba a afectar”.

♦ A día de hoy, esta tendencia de opinión se mantiene intacta. Aunque una aplastante mayoría (más del 80%) reconoce estar totalmente a favor de poner fin a las prácticas discriminatorias de las aseguradoras, y aprueban otras medidas concretas contempladas en la ley el 56% de los norteamericanos siegue en contra de la reforma sanitaria.

 Lo más preocupante para Obama: el 73% de los que se consideran políticamente “independientes” (y que tienen la llave de las elecciones) también se oponen al Obamacare. La mitad porque consideran que atenta contra la libertad de las empresas; la otra mitad considera que la ley no servirá para atajar el problema de la sanidad y que sus propuestas se han quedado excesivamente cortas.

Los asesores de Obama tenían razón al llevarse las manos a la cabeza.

Deja un comentario

Archivado bajo Campañas electorales, Lecciones del Ala Oeste de la Casa Blanca, liderazgo

La guerra de los sesenta segundos (y los mil millones de dólares)

El martes Mitt Romney consiguió (ahora sí, definitivamente) la nominación republicana para luchar por la Casa Blanca. Bien, ya tenemos rival oficial de Obama, y desde luego las cosas, de momento, no pintan del todo bien para el Presidente. Según diversas informaciones del Washington Post:

♦La semana pasada, Gallup daba un empate entre Obama y Romney. Ambos conseguirían el 46% de votos en estos momentos.

♦Aún peor: según una encuesta hoy de NBC News/Marist, ambos están empatados en tres estados clave: Iowa, Colorado y Nevada. Recordemos que Obama consiguió estos tres estados en el 2008 (aunque, todo hay que decirlo, George W. Bush también los consiguió en el 2004). Dato interesante de la encuesta: los entrevistados consideran que “lo peor de la crisis económica ya ha pasado”, pero cree que el país sigue yendo por el mal camino y se observa una ligera ventaja de Romney en temas económicos.

♦Más malas noticias: la semana pasada, otra encuesta de Marist tan sólo otorgaba una ligerísima ventaja a Obama en otros tres estados también claves: Florida, Ohio y Virginia.

Su rival, desde luego, no se lo va a poner fácil a Obama. Además, como bien decía Winston Churchill, “hay que distinguir entre los rivales y los enemigos”. Y el enemigo más peligroso a día de hoy del Presidente no está haciendo mítines, ni saliendo en la televisión, ni acaba de ganar la nominación republicana.

De hecho, es publicista y se llama Larry McCarthy. A su haber: fue el cerebro del spot sobre Willie Horton que encumbró a Bush padre en 1988. El Sr. McCarthy ha unido sus fuerzas con Karl Rove, el genial estratega republicano que orquestó las victorias de George W. Bush y que todavía a día de hoy, mal que nos pese, es una de las mentes más brillantes que hay en el tablero de juego político norteamericano.

Sin duda conforman el “dream team” de los asesores de campaña y, por ende, la pesadilla más temida por el equipo rival. Su gran fuerza: son auténticos genios de la comunicación política. Verdaderos titanes. Nada de groserías altisonantes si no vienen a cuento, ni mucho menos gritos histéricos o comentarios zafios. Su método es más sibilino, pero mucho más letal. Se trata de clavar una pequeña y aparentemente inocua, aunque mortal, aguja directamente en la yugular. Vaya, que más que vociferar arengas radicales, estos dos son capaces de administrar cicuta con una sonrisa.

Sus otras dos grandes bazas (sobre todo de Rove): en estrategia es buenísimo y en captación de fondos, aún mejor. No hay dato, por nimio que parezca, que se le escape. Escudriña encuestas con ojo avizor y, en donde otros no ven más que cifras inconexas, él sabe destilar información y construir hojas de ruta exitosas. Tanto se fía de la investigación que ni una sola palabra se puede escribir de un script sin que se haya antes diseccionado a la perfección la psique de los votantes potenciales. Que siempre hay demasiado en juego y nada puede fallar.

El problema para Obama (por añadir otro), es que Rove y McCarthy vienen con las pilas cargadas y las alforjas llenas y no han titubeado un solo segundo a la hora de destinar la astronómica cifra de mil millones de dólares para destronar a Obama. (Puntualizo: mil millones sólo en publicidad).

El miércoles pasado días se lanzó un primer “media blitz” en 10 estados clave con un anuncio más que interesante: “Basketball”. El anuncio en sí y su lanzamiento costaron 25 millones de dólares.

Que Obama es un político que despierta simpatías es algo de sobras conocido (cae bien incluso a muchos republicanos). Por tanto, atacarle por el mero hecho de atacarle podría resultar contraproducente para los republicanos, porque podría desencadenar un sentimiento de solidaridad hacia el Presidente. Además, no hay que hacer ningún sondeo de opinión para saber que los norteamericanos están más que hartos del tono excesivamente negativo que está presidiendo esta campaña.

Ahora bien, los republicanos tenían que echarle en cara al Presidente muchos (supuestos) errores de su administración para que la opinión pública se centrara en que “Obama no ha estado a la altura de todas las expectativas que generó y, por tanto, me ha decepcionado” en vez de pivotar entorno a la frase “Mitt Romney no me gusta”.

 

Deja un comentario

Archivado bajo Campañas electorales, comunicación, Lecciones del Ala Oeste de la Casa Blanca, liderazgo, marketing, publicidad

21h: Angela Merkel, desde luego, hoy no tiene su mejor día. A parte de la derrota de su amigo en Francia, su partido (CDU) ha perdido hoy el poder en el Land de Schleswig-Holstein.

20:40h: Con Sarkozy, y si no me equivoco, ya van 11 los presidentes víctimas de la crisis económica. Además, es el primer Presidente desde Ciscard d’Estaigne que no consigue la reelección. Ya hay valoraciones desde el propio partido de Sarkozy, la UMP: Laurent Wauquiez, Ministro de Universidades, acaba de reconocer que su partido necesitará “una reconstrucción en profundidad”.

20:30h: Sarkozy a los suyos en directo: mientras los suyos corean “Nicolas! Nicolas!”, Sarkozy reconoce su derrota con un discurso muy sentido, pleno de emociones, donde anuncia que “no ha conseguido la confianza de los franceses” y que, por tanto, “su lugar en la política no podrá ser el mismo que hasta ahora”. Sarkozy anuncia su “adiós” a la política. 

20:15h: Primeras reacciones (aún sin haber contado los votos): en la UMP (partido de Sarkozy) ya hay miembros que han criticado públicamente la “derechización” de su campaña y ya se dibuja un escenario post-Sarkozy. Los conservadores se fijan ahora en las legislativas de junio. Por cierto, el Presidente del Parlamento Europeo ya ha felicitado a Hollande.

20:02 h: Ya hay estimaciones oficiales en Francia: según informa “Le Monde”, Hollande se habrá llevado el 51,9% de los votos y Sarkozy, el 48,1%. 

19:45 h: Según informa The Guardian, Sarkozy ha recibido una encuesta fiable de resultado de votos a las 7 de la tarde. Los ministros franceses ya están en el Elíseo mientras la prensa espera fuera. Mientras tanto, enfrente del cuartel general del Partido Socialista francés, ya son miles los seguidores que celebran el resultado final. 

Primeras estimaciones de voto en las elecciones parlamentarias griegas. Según informa la BBC, los dos partidos mayoritarios (el conservador “Nueva democracia” y el partido socialista) habrán sufrido pérdidas más que notables. 

  • El conservador “Nueva Democracia” pasaría del 33,5% de los votos cosechados en el 2009 al 17-20% de los votos. 
  • Los socialistas (Pasok) pasan del 43,9% de los votos en el 2009 al 14-17% de los votos. 
  • El partido de extrema izquierda Syriza se alzaría ahora con el segundo lugar en el Parlamento con entre el 15,5% y el 18,5% de los votos. 

Deja un comentario

Archivado bajo Campañas electorales, comunicación

Ya tenemos una encuesta en Suiza sobre lo que pasará probablemente esta noche en Francia. Según esta encuesta, Hollande se llevará el 53% de los votos.

Deja un comentario

Archivado bajo comunicación