Cuanto más hables con los periodistas, mejor (la estrategia de prensa de Obama)

La historia nos dice que los presidentes de los Estados Unidos disponen de una “luna de miel” con la prensa que dura pocos días, pero el Presidente Obama parece disponer de más “días de tregua” de lo que era habitual. Varios artículos aparecidos estos días en la prensa estadounidense nos dan algunas claves de la estrategia de prensa que está siguiendo Obama para alargar “su bonanza mediática”.

Si bien algunos periodistas como Alex Conant (“The 5 biggest myths about Obama”) insisten en que la relación de Obama con la prensa no es tan idílica como podríamos creer (Conant  comenta que muchos periodistas se quejaban en la campaña de que Obama era distante con ellos y que incluso llegó a reprender a un periodista en la sala de prensa de la Casa Blanca), la verdad es que la mayoría de columnistas y editores afirman que Obama está siendo muy colaborador y que está llevando a cabo una estrategia de prensa “muy inteligente”.
Michael Calderone relata en su artículo “How Obama plays de pundits” los esfuerzos por parte del equipo de comunicación del Presidente para facilitar al máximo el trabajo de los periodistas y, sobre todo, para que Obama tenga contactos frecuentes con editores y jefes de periódicos. Incluso con aquellos que públicamente se reconocen como conservadores.
Andrew Rosenthal, editor de “The Times” ha reconocido que ha recibido más propuestas de participación y colaboración del equipo del presidente en 45 días que en los ocho años de la Administración Bush. Otro periodista del “Washington Post” también ha comentado que la Casa Blanca se pone en contacto con él cuando considera que una de sus columnas incorpora algo que va en contra de sus intereses. “Pero no es para acusarme, ni para insultarme”, comenta este periodista, “sino que me aportan una retahila de datos y de argumentos para contrarrestar lo que yo he puesto”.
No sólo el equipo de Obama está trabajando a un ritmo insospechado. El propio Presidente se está tomando sus contactos con la prensa de manera muy seria y aprovecha cualquier ocasión para hablar con los periodistas. Se trata de las famosas “press gaggles”, charlas informales con la prensa en la que (en teoría) todo se dice “off-record” pero que son muy útiles al Presidente para lanzar mensajes y moldear discursos.
Los “gaggles” se hacen en cualquier parte, incluso a bordo del “Air Force One”. La dinámica es la siguiente: Ellen Moran, la directora de comunicación de la Casa Blanca,  se pone en contacto con un grupo de periodistas para que acompañen al Presidente. Por ejemplo, a mediados de febrero, el presidente se hizo acompañar de periodistas del “Times”, del “Washington Post” y del “Chicago Tribune” y durante 55 minutos charlaron sobre las políticas medioambientales que la administración Obama quería lanzar. Clarence page, del Chicago Tribune”, dijo posteriormente que “el Presidente no tenía el discurso maduro, pero la conversación le ayudó mucho a ordenar sus planteamientos”.
Además de aprovechar la ocasión para construir discursos, el Presidente también aprovecha estos encuentros para conseguir llegar a “targets” importantes para él. La primera entrevista escrita que concedió siendo ya presidente no fue al New York Times, sino al “Black Enterprise”, una revista con público afroamericano. También hay una estrategia diseñada para llegar al público hispano. Según contaba el Washington Post en un artículo titulado “Obama says Hola to a more inclusive press strategy”, el Presidente había conversado en diferentes ocasiones con editores de periódicos y con canales de televisión (como la cadena “Telemundo”). El vicepresidente Biden se ha reunido también con los corresponsales de CNN en español.
Incluso el equipo de Obama se ha puesto en contacto con revistas dedicadas “a la vida social y el glamour”. Contaba también el Washington Post en su artículo “Everyman Obama courts socialites” que Obama parece estar emulando a Ronald Reagan en su interés por “devolver el glamour a la Casa Blanca” (los Reagans fueron los que juntaron a la princesa Diana de Gales y a John Travolta en aquel famoso baile en 1985). Oficialmente, los Obamas “sólo quieren conocer a sus vecinos de Washington” pero la verdad es que periodistas de revistas de estilo de la capital (como “Capital Fire” y “Washington Life”) han sido invitados a hablar con el equipo de comunicación de Obama.
El siguiente paso: Bill Burton, vicesecretario de prensa de la Casa Blanca, ha reconocido que Obama también hablará con bloggers preminentes.

1 comentario

Archivado bajo comunicación, liderazgo, marketing

Una respuesta a “Cuanto más hables con los periodistas, mejor (la estrategia de prensa de Obama)

  1. violeta

    Estimados me podrán enviar información sobre la campaña de OBAMA?
    Muchas gracias!
    Saludos,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s