Si Willy Brandt levantase la cabeza: Merkel gana con menos votos y los socialistas se hunden

Felicidades a Angela Merkel. Su partido, el cristiano-demócrata CDU, ha sido la opción más votada en las elecciones alemanas. Con el 35% del voto a su favor, el CDU ostentarán 320 escaños en el parlamento (de un total de 616), lo que permitirá a Merkel repetir en el cargo de Canciller con tan sólo el apoyo del Partido Liberal. Su hasta ahora también socio de gobierno, el SPD, ha quedado fuera de la “gran coalición” y ha sufrido una “amarga derrota” en palabras textuales de su líder, Frank-Walter Steinmeister. Los socialistas tan sólo han conseguido el 23% de los votos (once puntos menos que en las anteriores elecciones del 2005). Es la mayor caída que sufre un partido alemán en sesenta años.

Esta es la gran noticia en Alemania. Pero hay otra: el bajo resultado que han conseguido los dos grandes partidos “surgidos” de la postguerra (CDU Y SPD) y la importancia que están adquiriendo partidos pequeños como “Die Linke” (La Izquierda), de Oskar Lafontaine, que ha conseguido el 12% del voto (tres puntos más que en las anteriores elecciones del 2005). Es cierto que el CDU ha ganado las elecciones, pero ha bajado número de votos respecto a las últimas elecciones (un punto percentual).

Lo que nos lleva a la siguiente pregunta: está claro que Merkel ha ganado, pero ¿ha sabido convencer?

Merkel ha centrado su campaña electoral en ella misma, en su capacidad de liderazgo. Pero le ha vuelto a ensombrecer el mismo problema de siempre: no es la “típica” líder de la CDU y eso ha desconcertado a sectores importantes de su propio partido. Hay que recordar que el CDU se creó después de la Segunda Guerra Mundial en base al antiguo Partido de Centro (un partido católico fundado en 1870). Ella es una protestante del Este y además, es una clara baluarte de políticas neoliberales (en las elecciones del 2005, su defensa acérrima del libre mercado ya le costó bastante votos e hizo desparecer la ventaja de 17 puntos que le conferían las encuestas). Católicos y defensores de cambios económicos parecen que no le han prestado en estas elecciones todo el apoyo que ella hubiese esperado.

En todo caso, volverá a formar gobierno. Y de nuevo lo hará con el Partido Liberal. La prensa alemana llama a Guido Westernelle, el líder de este partido, el verdadero ganador de las elecciones. Y razones no les faltan. El Partido Liberal siempre ha sido determinante en las elecciones. De hecho, ha participado en el gobierno federal por un total de 41 años (ningún otro partido alemán ostenta tal récord). Sin embargo, sus resultados electorales eran siempre discretos, hasta que llegó Guido. Westernelle consiguió que su partido lograse el 9.8% del voto en el año 2005 y ahora ha conseguido mejorar estos resultados y alcanzar el 15% del voto.

La cara amarga de la jornada, sin duda, se la han llevado los socialistas del SPD. El partido más antiguo de Alemania (fue fundado en 1875) ostenta ahora también otro dudoso récord: nunca en la historia parlamentaria alemana un partido político había perdido tantos votos en unas elecciones.

Willy Brand, uno de los mayores representantes del SPD, debe estar removiéndose en la tumba. Si levantase la cabeza…

1 comentario

Archivado bajo Uncategorized

Una respuesta a “Si Willy Brandt levantase la cabeza: Merkel gana con menos votos y los socialistas se hunden

  1. al fin y al cabo, era la “delfín” de Helmut Kohl… algo le debería enseñar.

    pd.- la foto, genial

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s