En un solo segundo

Una de las cosas con las que más disfruté cuando estuve en la campaña de Obama en el 2008 era de los ejercicios de “personal narrative” que nos hacían hacer antes de coger un teléfono o irnos a convencer a votantes. No importaba si te conocías al detalle el programa electoral en cuestión, nos decían; lo importante es que cuentes por qué a ti te convencía el candidato, porqué estabas invirtiendo tu tiempo en aquella campaña, qué era lo que a ti te aportaba. Tú, tú y tú. Había que conectar a nivel emocional, y qué mejor forma que hacerlo que a través de tus propias experiencias. Aquello servía de conexión emocional, tejía lazos y reforzaba las relaciones.

El problema, advertían, era que tan sólo dispondríamos de 30 segundos para poder explicar todas nuestra “narrativa”. Los posibles potenciales votantes no te iban a dejar explayarte muchos más.

Emoción y concisión: esa era la clave.

Este apunte viene a colación de un episodio que he vivido hoy. Verán, los domingos voy a comer a casa de mis padres y luego vuelvo andando a mi casa. Como me tengo que desplazar de punta a punta de Barcelona, el trayecto me lleva unas dos horas de caminata (sí, es una barbaridad, pero me encanta andar). El viaje me ayuda a airearme  y, además,  ahora que ya estamos en campaña, me sirve para ir viendo los distintos anuncios publicitarios que los partidos políticos han distribuido diligentemente por toda la ciudad. Los primeros con los que me he topado han sido los de Carme Chacón del PSC, luego han venido los de Duran i Lleida de CiU.

Bien, ¿qué narrativa nos ofrenden unos simples carteles?

Cuestión previa de cara a futuras campañas: las banderolas en las farolas no sirven demasiado, por eso de que si vas en coche conduciendo o de copiloto no te da tiempo a leer nada (por tanto, los eslóganes que se recogen son prescindibles) y si vas caminando tampoco te detienes, a no ser que seas una fanática de la política,  y ni tan siquiera eso.

Segunda cuestión: aún si te detienes y les prestas atención, los carteles han de seguir una serie de requisitos. El más básico: los eslóganes, siempre (insisto: siempre) han de tener como mucho tres palabras. Ni una más. Acordémonos del “Yes We Can”.

Tercera cuestión: a los cárteles publicitarios en banderolas, de media, se les dedica tan sólo un segundo de atención (“a blink”, como hubiese dicho un profe mío de comunicación; es decir: un abrir y cerrar de ojos). Está estudiado. Por tanto, la imagen en su conjunto ha de ser lo más sencilla posible y lo más llamativa posible. Aquí no valen artificios  gráficos ni innovaciones arriesgadas. Iconos, las banderolas y carteles sirven para colocar iconos. Y nada más.

En este sentido, el lema de CiU (“La nostra força”, “Nuestra fuerza”) está mejor conseguido. Además, hay mucho color, con lo que se consigue atraer la atención. La cara de Durán y del President Mas de fondo tienen fuerza expresiva. La senyera de fondo es un elemento que aglutina y da valor de conjunto, aunque he de recoger que si hubieran puesto un toque más difuminado en los colores se hubiese conseguido un resultado más potente. El conjunto: sencillo, claro, contundente y apela a la acción común. El mensaje se transmite, que es lo que se quiere conseguir en estos casos.

El de Carme Chacón, por el contrario, tiene un eslogan excesivamente largo: “El futur és esforç i justicia social” (“el futuro es esfuerzo y justicia social”).  Además, se han cogido imágenes en blanco y negro y se han cortado al tuntún, con lo que algunos trozos de imágenes están totalmente descontextualizados (sólo salen manos). La falta de color hace que le reste fuerza al conjunto y, por si fuera poco, la protagonista en algunas fotos sale excesivamente oscura y en otras, excesivamente difuminada (sobra potencia de foco). Son fotos buenas (algunas) para insertar en prensa, pero malas para todo lo demás. Lo peor: la narrativa no queda clara, porque el eslogan es rebuscado y las imágenes son excesivamente complejas para procesarlas en un solo “blink”.

Deja un comentario

Archivado bajo comunicación, marketing, publicidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s