Nicolas Sarkozy o la “campaña vintage”

Hoy os propongo que vayamos a Francia y, abusando de vuestra imaginación, que retrocedamos en el tiempo hasta 1981. La razón es que para entender (y entrever) lo que pasa (y pasará) en las presidenciales francesas del país galo simplemente tenemos que fijarnos en la contienda de Giscard d’Estaigne contra Mitterrand. Al fin y al cabo, Nicolas Sarkozy está copiando la estrategia, el cartel electoral y hasta el eslogan de Giscard, y François Hollande está haciendo esfuerzos sobrehumanos por reivindicar (y hacer que alguien se trague) que él es el nuevo Mitterrand.

Como ya sabréis a estas alturas, Nicolás Sarkozy anunció ayer por la noche en televisión que se presentaba oficialmente a la carrera presidencial (puntualizo: donde verdaderamente lo anunció fue en Twitter y por la mañana; por la noche dio una entrevista). Bien, hoy hemos conocido su eslogan: “La France forte” (la Francia fuerte), que es casi el mismo que empleó Giscard d’Estaign (entonces fue “Il faut une France forte”; es decir, “hace falta una Francia fuerte”). También se ha dado a conocer el cartel electoral y, sí, lo habéis adivinado, también se parece casualmente mucho al de Giscard.

Dicho esto hay que apostillar que el cartel no le hace ningún tipo de justicia a Sarkozy: aparece cansado, con excesivas ojeras, con un gesto casi taciturno y, a pesar de que se quiere transmitir luminosidad (supongo que es por lo de la esperanza en un futuro mejor), el actual Presidente aparece demasiado apagado. No irradia fuerza, no transmite confianza, no proyecta ilusión ni capacidad para construir una “Francia más fuerte”. El traje, además, es demasiado oscuro. Un gris marengo hubiese quedado mucho mejor. Y una corbata con una tonalidad más luminosa hubiese ayudado. El gesto de Giscard estaba muchísimo mejor conseguido: mirando a cámara, con la mirada contundente y el semblante firme. También todo en tonos apagados, pero mejor compensados los elementos y mejor distribuidas las notas de color.

También tengo que decir que lo del fondo con el mar puede que relaje, pero me resulta un tanto cursi. Más adecuado para un libro de autoayuda que para un cartel electoral. Por cierto, hoy algún periódico ha dicho que la foto es del mar Egeo. Si es verdad,hay que reconocer que tendría sorna (por no decir, muy mal gusto) emplear el ejemplo de Grecia en estos momentos.

Por cierto, Valéry Giscard d’Estaign no ganó.

2 comentarios

Archivado bajo liderazgo, marketing, publicidad

2 Respuestas a “Nicolas Sarkozy o la “campaña vintage”

  1. Hola Ana, interesante el post :))
    Nicolas Sarkozy mira hacia la izquierda rememorando el pasado, ese que un día le eligió y que resuena a victoria, Giscard mira al presente para crear la historia.
    Dudo mucho que usen una foto del mar Egeo, yo apostaría por la Bretagne!
    Un saludo y felicidades por tu artículo!
    PD: Te dejo mi post sobre este tema🙂 http://petitsetmaman.posterous.com/la-foto-en-una-campana-politica

  2. Pingback: Antoni Gutiérrez-Rubí » La ansiedad de Sarkozy. La serenidad de Hollande

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s