Todas las claves del Super Martes

[Nota: sí, me he hecho una cuenta en Twitter. Así que espero poder conversar con vosotros aunque sea en 140 caracteres. Me podéis seguir en @anapoloalonso].

En total, hay 2.300 delegados. Para ganar la nominación republicana se necesitan 1.441 delegados y, de momento, todos los candidatos están muy lejos de esta cifra mágica. Hasta la fecha, once estados ya han votado y 345 delegados han sido repartidos entre los diferentes candidatos. Ahora bien, Mitt Romney, a pesar de estar por delante en la carrera, tan sólo atesora 180 delegados. Rick Santorum, el segundo, ostenta sólo 90 delegados; Newt Gingrich se queda con 29; Ron Paul, con 23; y, Jon Huntsman solo cuenta con 2 delegados.

Mañana, no obstante, todo puede cambiar.  Mañana es el Super Martes. Es decir, mañana votan 10 estados. O, dicho de otro modo, mañana están en juego 437 delegados. Demasiado en liza como para relajarse lo más mínimo. Aquí os dejo una mini-guía para seguir los resultados (consejo: no perdáis de vista a Ohio).

Georgia (76 delegados): es el estado natal del candidato ultraconservador Newt Gingrich. Si Gingrich no gana aquí mañana, todo se habrá acabado para él en esta campaña. No es de extrañar, pues, que Gingrich se haya pasado los últimos días haciendo campaña allí. Y el esfuerzo parece que le va a surgir efecto: las previsiones le auguran el 43% de los votos. El 27% irían para Romney.

Ohio (66 delegados): el estado donde todos los analistas van a tener la vista puesta. Después de haber perdido Michigan, Santorum necesita ganar Ohio para demostrar que sigue siendo un candidato con posibilidades y que le puede plantar cara a Romney. Además, Ohio es uno de los “swing states” más importantes en las generales (puede decantarse tanto por los demócratas como por los republicanos en las presidenciales), con lo que ganar allí mañana pude arrojar pistas sobre quién puede realmente plantarle cara a Obama. En teoría, Ohio debería ser más proclive a Santorum, ya que este Estado tiene una mayoría de población de clase media que está sufriendo mucho por la crisis económica (Romney se mueve mejor entre los votantes más afluentes). Ahora bien,  de momento Romney y Santorum están empatados.

Tennessee (58 delegados): Romney ha pegado en este Estado una remontada espectacular. Si hace tan sólo unos días parecía que Rick Santorum iba a ser el claro ganador, ahora Romney le saca una ventaja de cuatro puntos en las encuestas. Tennessee, en principio, no debería ser  favorable a Romney. Es uno de los Estados más religiosos del país (siete de cada diez personas acuden cada semana a misa). Así que, si realmente gana aquí (Santorum parecería en principio una opción más factible a los votantes), Romney habrá ganado mucho más que un puñado de delegados: habrá ganado credibilidad y fortaleza como candidato. 

Virginia (46 delegados): Todavía hay muchos indecisos, aunque parece que podrían inclinarse por Romney.

Oklahoma (43 delegados): Uno de los Estados más republicanos. Aquí Rick Santorum parece no tener rival, aunque Romney le ha arañado unos cuantos votos en los últimos días. Las encuestas conceden a Santorum el 39% de los votos y a Romney, el 28%.

Massachussets (41 delegados): el estado natal de Mitt Romney y el que le otorgará seguramente una gran alegría: el 64% de los votos, según estimaciones. Santorum de momento solo recaba el 21% de los votos.

Idaho (32 delegados): no hay encuestas, pero parece que Romney se llevará la gran mayoría de los delegados. Al fin y al cabo, Idaho tiene la mayor población de mormones del país, sólo por detrás de Utah (Romney es mormón). Ahora bien, Ron Paul le está plantando cara en este estado. Se ha gastado muchos millones en publicidad y no ha dudado en atacar duramente a Romney. Veremos qué pasa finalmente.

North Dakota (28 delegados): en principio debería ser un Estado para Ron Paul y la verdad es que Paul ha recaudado allí más dinero que sus rivales. Ahora bien, el New York Times aventura un empate entre Santorum y Romney.

Alaska (27 delegados): Mitt Romney ganó aquí en el 2008 pero Ron Paul ahora parece ir en cabeza.

Vermont (17 delegados): las pocas encuestas que hay muestran una cierta ventaja para Romney, aunque el Estado tiene características sociodemográficas que le harían más proclive a Santorum: es de población mayoritariamente rural y de rentas bajas. Ahora bien, Vermont no es socialmente conservadora, con lo que las posiciones ultraconservadoras de Santorum no deben ser excesivamente bien recibidas.

Mañana va a ser un día de lo más interesante.

Deja un comentario

Archivado bajo Lecciones del Ala Oeste de la Casa Blanca, liderazgo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s