El Sur está que arde

Todo auguraba que Mitt Romney no tendría hoy un buen día. De hecho, tampoco un buen mes. Y es que en marzo las primarias se centran en los “muy conservadores” estados del Sur, el gran granero de votos de los Republicanos y la pesadilla particular de Romney. Hoy votan Mississippi y Alabama. En los próximos días les tocará el turno a Louisiana y Missouri.

Para que nos hagamos una idea del tipo de votantes hoy: en Alabama, el 60% de la población no cree en la teoría de la evolución (es decir, creen que Dios creó al hombre y que todo eso del “Big Ben” y el “Astralopithecus” es una patraña); en Mississippi, el porcentaje es incluso mayor, del 66%.

El propio Romney reconoció ayer que es prácticamente imposible para él ganar en algún estado del Sur. Y de hecho, tan solo ha hecho un par de apariciones en ambos estados en los últimos días. Ahora bien, ¿y si los augurios no se cumplen? ¿Y si Romney hoy nos da la gran sorpresa? Es cierto que lo tiene muy difícil para ganar, pero simplemente conseguir un porcentaje de votos “digno” serviría para desafiar todas las expectativas, desterrar dudas sobre su candidatura y consolidarse como líder en la carrera por la nominación.

Romney se ha dejado muchísimo dinero en estos dos estados. Según “The Guardian”, se ha gastado aquí tan sólo en publicidad 2,5 millones de dólares (mientras que Newt Gingrich y Rick Santorum juntos tan sólo se han gastado 1,3 millones de dólares).

Ahora bien, parece que el esfuerzo ha valido la pena. Según una encuesta de ARG (que, por cierto, está clavando los resultados en estas primarias):

  • En Alabama: ganará Newt Gingrich con el 34% de los votos. Pero el segundo será… sí, Mitt Romney, con el 31% (ganado gracias a los demócratas e independientes que participan en las primarias republicanas). Rick Santorum se va a tener que conformar con el tercer puesto y el 24% de los votos.
  • En Mississippi: según esta encuesta, Mitt Romney ganará con el 34% de los votos. Newt Gingrich será el segundo con el 32% y Santorum volverá otra vez a quedar tercero con el 22%.

Si se cumple este pronóstico, Romney puede descorchar esta noche una buena botella de Don Perignon y brindar a gusto.

De momento, ya ha tenido un buen augurio: Romney hoy debe haber desayunado con una buena noticia (para él): según una encuesta del New York Times, el grado de aprobación del Presidente Obama ha descendido considerablemente (hace un mes era del 50%, ahora es del 41%).

Deja un comentario

Archivado bajo Lecciones del Ala Oeste de la Casa Blanca, liderazgo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s