Obama busca slogan mientras las cosas se le complican

Tal y como el periodista Donovan Slack, de Politico, había comentado hace unos días, el equipo de Obama estaba teniendo bastantes problemas para encontrar un eslogan para la campaña.

Y es que, después del electrizante “Change We Can Believe In” (y el omnipresente “Yes We Can”)  que consiguieron movilizarnos y entusiasmarnos en el 2008, sin duda resulta más que difícil dar de nuevo con otra gran frase breve, directa, fácil de recordar y con un mensaje poderoso. Se han probado hasta la fecha diferentes frases, algunas con más fortuna que otras, pero todas descartadas ya:Winning the future”, “We can’t wait”, “An America Built to Last”, “An Economy Built to Last”, “A Fair Shot”.  Ninguna acaba de funcionar del todo, básicamente porque ninguna condensa todo lo que Obama representa, ha hecho y puede seguir aportando. Además,  ninguna de estas frases tiene fuerza simbólica porque todas remiten al pasado, son frases  a la defensiva y no sirven de “call to action”. Vaya, que no te animan a ir a votar, mucho menos te incitan a implicarte en la campaña.

El tema en sí preocupa porque este sábado comienza oficialmente la campaña de Obama (sí, en serio, hasta ahora sólo era un calentamiento). El sábado el Presidente dará dos mítines (uno en Ohio y otro en Virginia) y se supone que ya se debería tener una frase que explique qué se ha hecho, qué se hará de cara al futuro y que consiga ilusionar de nuevo.

Parece que el escogido finalmente será: “Forward” (hacia delante). Los pros: es sencillo, contundente y aporta un punto de optimismo. Demuestra que con Obama, y pese a los obstáculos, el país ha avanzado. La contra: es excesivamente ambiguo y puede ser utilizado en su contra. Además, mucha gente seguramente no lo percibirá como creíble. A mí, personalmente, no me acaba de gustar.

Quizás con la intención de dar contenido sustantivo a un concepto tan genérico como “hacia delante” es, el equipo de Obama lanzó el lunes 30 de marzo un vídeo online de 7 minutos de duración donde da cuenta de todos los retos ingentes con los que se encontró el Presidente al tomar posesión y explica cómo, con tesón y determinación, ha lanzado iniciativas valientes para ayudar a quienes peor lo están pasando. Todo ello, claro está, mientras el Congreso norteamericano (capitaneado por los republicanos) tan sólo boicoteaba por activa y por pasiva cada una de sus propuestas y se aferraba por defender a ultranza, y le costase al país lo que le costase, los derechos de los más poderosos.

El vídeo sigue la línea argumental que ya vimos en “The Road We’ve Travelled”, el magnífico documental de 15 minutos sobre la administración Obama que se lanzó hace un par de meses, pero no tiene, ni por asomo, su fuerza ni vitalidad. Es cierto que centra bien los mensajes y es también cierto que comienza tensionando al espectador, pero pronto entra en un ritmo aburrido y previsible. Los siete minutos, de hecho, se hacen muy largos (dudo que haya mucha gente que llegue al final).

¿Cómo han respondido los republicanos?

La verdad es que parece que los republicanos han decidido aprovechar el slogan demócrata a su favor. Así, inmediatamente después de que el vídeo “Forward” se colgase en Internet, el RNC (Comité Nacional Republicano) creaba un hashtag en Twitter (#Forward) que pronto se convirtió en Trending Topic en Estados Unidos. Obviamente, aquí más que cantar las alabanzas de Obama, se desmontan con tono irónico todos los supuestos logros del Presidente. Uno de los más retwiteados:

“Under Obama’s budget, Americans can look #FORWARD to $1,9 trillion in higher taxes”.

 

Ahí es nada. Por si no fuera poco, los republicanos han colgado un vídeo en YouTube demostrando que, con Obama, más que hacia adelante (forward) el país, según ellos, va hacia atrás (backward):

Por su parte, el candidato republicano a la Casa Blanca, Mitt Romney, no tardó en colgar un vídeo titulado “Broken Promises” en donde, en tan sólo un minuto, criticaba sin piedad todos los avances logrados por Obama.

¿Servirá todos estos esfuerzos para decantar la balanza electoral?

El camino de Obama a la reelección va a ser más difícil de lo que cabría esperar. Es cierto que el nivel de aprobación del Presidente ha resurgido poco a poco en los últimos meses. Si en verano se situaba en un peligroso 41%, ahora está en el 47%. Es, de hecho, el nivel más alto desde el mayo del año pasado, cuando se anunció la muerte de Bin Laden (entonces llegó al 50%).

Ahora bien, este avance en su popularidad no se está traduciendo en un avance en las encuestas de intención de voto. De hecho, a mediados de abril y según una encuesta de CBS News/New York Times, Mitt Romney y Obama estan empatados en intención de voto (ambos recibían el 46% de apoyo entre los votantes registrados). Esto supone un pequeño (y preocupante) cambio de tendencia, ya que las encuestas de marzo situaban a Obama ligeramente por delante (47% de apoyo frente al 44% recabado por Romney).

Hoy empieza, de verdad, la campaña. Habrá que ver cómo evoluciona.

Deja un comentario

Archivado bajo Campañas electorales, comunicación, Lecciones del Ala Oeste de la Casa Blanca, liderazgo, marketing, publicidad

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s