Ana Polo

 

Politóloga, asesora política, speechwriter, profesora universitaria, consultora de comunicación, bloggera. Cada una de estas facetas profesionales explican algo sobre mí. Soy politóloga por formación y por vocación. He colaborado como consultora de comunicación para organismos internacionales, una tarea que me apasiona y en donde he aprendido prácticamente todo lo que sé. Estoy ultimando mi primer libro (que saldrá dentro de poquito) y encima tengo este blog, una experiencia sigo aprendiendo cada día gracias, en gran parte, a todos los comentarios que me enviais.

En la campaña de Obama

Uno de los momentos culminantes de mi carrera fue, sin duda, poder participar en la campaña presidencial de Barack Obama. Todo fue fruto de una agradable coincidencia del destino. Yo estaba en Nueva York en febrero del 2008 por motivos profesionales. Un día, paseando por Wall Street, unos entregados voluntarios de Obama me detuvieron delante de su improvisado “stand” para convencerme de que votara por su candidato. El hecho de ser rubia, ir vestida bastante formal y llevar un vaso de Starbucks les debió hacer pensar que era norteamericana. Resultas las dudas sobre mi nacionalidad no tuve inconveniente, al contrario, de charlar un rato con ellos. Ninguno había votado antes, me dijeron, pero aquello era diferente. “Vamos a cambiar este país”, repetían sin parar. Su entusiasmo era contagioso.Al final me preguntaron si me importaría pasarme por su “headquarter” y echarles una mano con la campaña. Demasiado tentador como para rechazarlo.

Me lo pasé en grande durante los días que pasé con ellos. Las sesiones eran maratonianas, pero aprendí más que en cualquier máster. Después de horas convenciendo a votantes, íbamos a un bar a tomar algo. Yo machaca a preguntas. Quería aprovechar al máximo todo su conocimiento. Ellos sonreían. Estaban acostumbrados a que personas como yo les “interrogáramos” y les alagaba poder compartir sus experiencias.

Cuando tuve que volver a Barcelona y despedirme de todos ellos, no pude evitar emocionarme. Quería que aquello no acabara nunca. Me fui sabiendo que, Yes We Can, podrían ganar aquellas elecciones. Todos aquellos voluntarios se lo merecían de verdad. Como todo el mundo sabe, lo consiguieron.

Una carrera de fondo

La campaña de Obama fue un gran momento, pero ha habido más, afortunadamente.

Mi primer discurso lo escribí con 16 años. Me presenté a la elección de Representante de Estudiantes del Instituto donde estudiaba y tuve que pronunciarlo. Me temblaba la voz, me temblaban las manos, me temblaba todo el cuerpo. Pero el discurso funcionó y salí escogida. Más tarde, con 18 años, tuve que pronunciar otro delante de todos los alumnos y los padres en la fiesta de graduación del instituto. De nuevo los nervios, pero también esta vez la suerte me acompañó y el discurso gustó. Todavía lo conservo. Soy pura nostalgia para este tipo de cosas.

Estudié Ciencias Políticas en la Universidad Pompeu Fabra de Barcelona. De la carrera pasé al Máster en Gestión Pública y a devorar la serie de televisión “El Ala Oeste de la Casa Blanca”, que empezó a emitir Televisión Española y que luego la retiraron por falta de audiencia. Como a España no habían llegado los DVD de la serie, aprovechando un viaje a Londres me compré el pack completo, el de las siete temporadas. CJ Cregg se convirtió en un referente y Jed Bartlett en un modelo. Cuando se terminó la serie, el New York Times le dedicó un sentido homenaje: “Adiós al Presidente que a todos nos gustaría tener”. Tenían toda la razón.

Mientras cursaba el máster, decidí profundizar por mi cuenta los conocimientos de comunicación, márketing, relaciones públicas y estrategias electorales. Me bajé todos los temarios de estas materias de las universidades de Harvard, Wharton, Princeton, Berkeley, Stanford, Duke y NYU. Seguí los programas de lecturas como si realmente estuviese matriculada en las asignaturas y como en España todavía no había (ni hay) demasiados libros publicados sobre comunicación política, el Sr. Amazon ganó bastantes dólares gracias a mis ganas de aprender. Por no decir que la primera vez que fui a Nueva York tuve que comprarme una segunda maleta y pagar un sustancioso suplemento para traerme todos los libros que había comprado en la maravillosa libreria “Strand”, uno de mis lugares favoritos del mundo.

Un salto al vacío

Mi abuela, seguramente la persona que más me ha marcado en la vida, siempre me recordaba que “los saltos al vacío siempre salen bien”. He tenido la ocasión de aplicar esta pieza de sabiduria en distintas ocasiones y, como siempre, la abuela no me falló nunca. Fue un pequeño salto al vacio decidir rechazar las posibilidades de prácticas profesionales que me ofrecía la Universidad y buscarme yo unas por mi cuenta. Salió bien: acabé en la Fundación Barcelona Promoción y, aunque era becaria, pronto me encargaron trabajos muy interesantes. Escribí discursos, me encargué de la estrategia de la web (en un momento en que no podíamos ni intuir el fenómeno Facebook y en donde tener una newsletter se consideraba revolucionario), y pude ayudar en la elaboración de material para promocionar internacionalmente a Barcelona.

Más tarde, repetí la técnica del saltó y volví a buscarme prácticas para el Máster. Compaginé entonces prácticas en el Instituto Catalán de las Mujeres (de la Generalitat de Catalunya) con una estadía en el Departamento de Derechos Civiles del Ayuntamiento de Barcelona. De nuevo tendría que haber hecho trabajos supuestamente triviales pero la suerte me volvió a sonreír. En el Instituto me destinaron al Departamento de Acción Política. Escribía los discursos a la Presidenta, editaba material promocional, participé en la redacción de leyes (escribí el primer borrador de la Ley Catalana de Igualdad de Oportunidades entre Mujeres y Hombres) y redacté informes que luego sirvieron de base para libros que publicaron. En el Departamento de Derechos Civiles, me encargué de varias campañas de comunicación (conmemoración del 60 Aniversario de la Carta de Derechos Humanos, por ejemplo) y organizé un sinfín de actos.

Luego pasé al Fórum Mundial de Mujeres que se organizó en Barcelona. Me encargué de todo el área de comunicación y de relación con los medios de comunicación. En los meses antes del evento (que acabaría congregando a 7.000 mujeres de todo el mundo), nos pateábamos toda la geografía española para promocionarlo. Así fue como dí mi primera rueda de prensa. Fue en Santiago de Compostela ayudada por una de las profesoras de la Universidad de allí, Rita Radl. El destino quiso que aquel mismo día fuese mi cumpleaños. Cumplía 23 años. Mi regalo fue salir en varios periódicos gallegos, en la radio y en la emisora local de televisión.

El Fórum duró tres días y trabajé tanto que perdí cuatro kilos. Pero valió la pena. Me felicitaron por los vídeos que dirigí y conseguí “colar” bastantes piezas informativas. Por no decir que conocí a mujeres increíbles y que en ese momento comenzó mi relación con el Fondo de las Naciones Unidas para las Mujeres (UNIFEM), con las que he colaborado muy intensamente.

Fue otra agradable coincidencia. En la amplia sala donde se realizaban los almuerzos-buffet divisé que las representantes de UNIFEM estaban sentadas en una mesa donde había un asiento vacío. Con una determinación y coraje que todavía hoy me sorpenden, agarré mi bandeja y me planté allí. Pedí si podía sentarme. Me dijeron que sí. Comenzamos a charlar. Les habían encantado los vídeos-documentarles que yo había dirigido. Me dijeron si me gustaría colaborar con ellas. Me mareé de la emoción.

Con ellas he colaborado en temas de difusión y “profile raising” y les diseñé todo el Plan de Comunicación de UNIFEM para América Latina. Ellas me ayudaron para que pudiera empezar a publicar en libros y obras colectivas dedicadas a la comunicación y el género. En un momento en concreto hice planes para irme a trabajar con ellas a Brasil. Cuando ya lo tenía todo dispuesto, un tema familiar me impidió ir.

Después del Fórum me incorporé al Ayuntamiento de Barcelona como Asesora. El nombre exacto es “Asesora técnica” y mis funciones incluyen un largo abanico de tareas: redactar discursos,  elaborar material corporativos e informes de los más distintos campos, organizar eventos (desde eventos locales a conferencias internacionales) y gestionar relaciones con prensa extranjera. He aprendido mucho y he tenido la oportunidad de trabajar con grandes profesionales.

Ahora, a parte de trabajar para el Ayuntamiento también ayudo a organizaciones internacionales a diseñar sus estrategias de comunicación. También he asesorado a empresas privadas y he realizado planes de “profile-raising” para ONGs y Fundaciones. Por no decir que he cumplido otro de mis sueños: dar clases en la universidad. He dado algunas conferencias, pero enfrentarte a una clase con 30 ó 40 alumnos inteligentes es realmente el mejor máster para aprender de comunicación. Mis clases son bulliciosas, pero mis alumnos aprenden. Y yo aprendo mucho de ellos. Aunque ellos no lo sepan.

No todo es trabajo. Viajar, leer  y la pintura siguen siendo mis pasiones. Cuando era pequeña me encanta las aventuras de los “Cinco” de Enid Blyton. Luego aparecieron John Le Carré y Frederyck Forsyth que me engancharon irremediablemente a la novela de suspense. También hay hueco para la novela histórica y las biografías. Me encanta perderme en las librerías antiguas y buscar “tesoros”. Mi gran hallazgo hasta la fecha: la primera edición del libro “Profiles in Courage” con el que Kennedy ganó el Pulitzer. Hoy preside la librería de mi casa.

Me encantan los cuadros. Tuve un magnífico profesor de Historia del Arte que me contagió su entuasiamo por las obras de Kandinsky, de Velázquez y de las tallas románicas y góticas, entre otras muchas. Siempre que voy a Madrid me paso por el Prado y el Thyssen. En Barcelona voy bastante al Caixa Forum y al Picasso. Mi museo favorito, no obstante, es el Metropolitan de Nueva York. Siempre me sorprende.

He tenido la suerte de poder viajar a diferentes partes del mundo. El próximo viaje, dentro ya de poquito, será otra vez Nueva York. El último ha sido a Jordania. Dedico tiempo a preparármelos bien: me gusta saber las historias que encierra cada piedra y el significado de cada edificio que voy a ver. Antes de cada viaje, aprendo a decir palabras en el idioma del país que visito (es mi propia manera de mostrar respeto por su cultura) y leo algún libro de su literatura. Es mi particular ritual.

Uno de mis grandes sueños, sin duda, es hacer la “Ruta de la Seda”, la que hizo Marco Polo, desde Italia hasta la China. Algún día cumpliré este sueño.

Todo largo viaje empieza con un pequeño paso

Ésta era una de las citas favoritas de Kennedy. Para mí resume bien el esfuerzo que tenemos que hacer todos por conseguir nuestros sueños.

Mi sueño cuando era pequeña no era dedicarme a la comunicación política, pero sí que me gustaba la política. Supongo que la culpa la tuvieron mis padres. Yo nací en una familia muy humilde que vivía en el típico barrio obrero. En aquel momento, aquel trozo de Barcelona carecía de prácticamente todo. Y mis padres, y tantos otros como ellos, decidieron implicarse hasta la médula en las asociaciones vecinales para cambiarlo. Con el tiempo, y mucho esfuerzo, lo consiguieron. Yo les acompaña en muchas de sus “hazañas”. Así, con tres solo unos meses salí por primera vez en los periódicos. Era una foto para reclamar zonas verdes seguras. Con tres años participé en mi primera manifestación, esta vez para pedir equipamientos sanitarios.

Con experiencias como éstas, o avorreces definitivamente la política, o te enganchas irremediablemente. A mí me sucedió lo segundo.

La política de barrio (local, a través de lo que más tarde se llamaron los “grassroot movements”) fue mi escuela. Ahí aprendí que la política es servicio y que siempre tiene que estar ligada a mejorar la vida de los demás. También aprendí que un grupo de gente, por muy humilde que sea y por muy pocos recursos de los que disponga, es capaz de hacer muchas cosas beneficiosas si se lo proponen. En Nueva York, en la campaña de Obama, les expliqué mi historia al resto de voluntarios. Era en un ejercicio para desarrollar nuestras “narrativas”. Ellos sonrieron. Muchos de los que estaban allí sentían lo mismo que yo.

A veces, con tan sólo un pequeño paso, se consiguen muchas cosas.

Espero que os guste el blog.

30 Respuestas a “Ana Polo

  1. ¡¡Bienvenida a la blogosfera!! Me alegro de que te hayas animado, porque tienes mucho mucho que compartir🙂
    Un abrazo,

  2. A mi no solo me gusta, me encanta. Buen trabajo.

  3. Gotzon

    Acabo de descubrir el festejo y me parece muy sabrosón. Enhorabuena por todo en general y porque se ve muy bien, como no podía ser de otro modo

  4. muy interesante el blog! si querés date una vuelta por el mío, hablamos de cosas parecidas!
    un abrazo desde Argentina!

  5. Hola Ana,

    Tu blog me ha fascinado.

    creo que el mío te será MUY interesante.

    A tus órdenes.

    http://www.thecommunicationslab.blogspot.com

  6. Acabo de leer tu post sobre Kennedy y de paso descubrir tu blog. Ha sido la gran noticia del día.

  7. Hola Ana Polo,
    Buen trabajo.!Pedimos tu autorizacion para publicar algunos de tus textos en nuestro sitio.
    Nobleza oblia, quedamos a la reciproca.

  8. Hola, sólo para informarte que he ahregado un elace a tu blog, desde el mío.

    Saludos,
    RB

  9. Ana:

    Me gustó mucho tu blog, estoy en México, me gustaría publicar alguno de tus artículos en mi pagina de internet para darle mas variedad a mis lectores, claro que pondría tu referencia para darte crédito y publicidad.

    Saludos,

    Dago.

  10. Pingback: Carisma vs liderazgo en un entorno global y en RED…

  11. Pingback: Nuevo blog sobre comunicación política – Blog-o-corp

  12. adrian Michateck

    Hola Ana
    Te escribo desde Ezeiza,pcia de Buenos Aires,a unos 40 km. del Ciudad de Buenos Aires.
    Tambien soy Politologo. Actualemente estoy en el desarrollo de una modelo de Control y Gestion Policial. Aunque creo que este años concluyo con este tema publico ,siempre me interesa el intercambio y las nuevas estrategias institucionales. Argentina tiene un sin fin de problemas ;en la actualidad se ha vuelto muy complejo y la verdad que la marcha de los asuntos publicos-inclusive para nosotros que vivimos aqui-,es de dificil analisas y mas complicado conjeturar en que terminaremos.
    Quedo a tus ordenes y espero que te interese el intercambio desde las dos orillas.
    Mis cordiales saludos
    Adrian

    • Hola Adrián,
      Qué casualidad! Yo también estuve trabajando durante algún tiempo en temas de seguridad y modelos policiales. Me encantará que me vayas informando sobre tú trabajo. Creo que, a pesar de los problemas que estais viviendo en vuestro país, también podemos aprender mucho nosotros de toda vuestra energía y capacidad de análisis.
      Un abrazo,
      Ana

  13. Te felicito Ana por tu blog. He llegado a él por casualidad y me ha atrapado. No he podido dejar de leer varios de tus posts de forma encadenada. Me iba de uno a otro. Muy brillante tu forma de exponer y especialmente de gran interés para mi los temas que tratas. Si no tienes inconveniente agregaré tu blog al mío como uno de mis favoritos.
    Saludos.
    Juan.

  14. Me parece muy interesante, te sigo.

  15. Alejandro Polo

    Hola Ana, te escribo desde México, interesante y claro lo que comentas sobre comunicación política, especialmente me llamó la atención lo de la voz y discursos, y claro tu nombre, no se si sea apellido, saludos y felicitaciones.

  16. Bueno, aquí tienes a otro alumno y lector

  17. Foro Fisec

    Estimada Ana nos gustaría nos facilitara algun correo electrónico para hacerle llegar una información de nuestro Foro.

    Gracias, saludos cordiales

  18. Foro Fisec

    Estimada Ana!

    Nos gustaría nos facilitara algun correo electronico para hacerle llegar una información de nuestro foro.

    Gracias y cordiales saludos

  19. Geovanny varela

    Felicitaciones!!!! ncontrar en la web personas que piensen cosas similares es alentador para quienes pensamos que el futuro profesional nuestro debe dfinirse por acciones claras en función de la comunicaicón política. Soy un joven de Ecuador apasionado por los temas de comunicación política y me encantaria pode incursionar en esta área.
    Con eso en mente solicito a usted (es) ponernos en contacto para intercambiar mejor conocimientos!!

    SALUDOS CORDIALES DESDE ECUADOR

  20. Estoy empezando a leer tu blog, me parece interesantísimo.
    Soy estudiante de Publicidad y Relaciones Públicas en la Pompeu Fabra, y sólo llevo un curso. Debo decir, sin embargo, que cada vez tengo más interés por la comunicación política y, por eso, estoy empezando a descubrir blogs y libros sobre esta temática.
    Saludos,

    Ramon Balcells

  21. verenice munoz

    hola senora polo mi nombre es vere eh visto tu progama y eh visto que eres un gran persona yo quisiera que usted me ayudara a encontrar a unas primas en mexico mi historia es un poco triste pero lo que mas me preocupa es de encontrar mis primas ya que tienen 8 y 10 anos ya que en mi estado que es tlaxcala la policia no las a buscado un 100% si usted en verdad le mi mensaje usted contacteme y yo le contare todo lo que paso ya que mi tia no se preocupa yo le pido a dios que usted me tome en cuenta gracias.

    • Sintiéndolo mucho, creo que se equivoca de persona. Creo que usted se está dirigiendo a la Dra. Ana María Polo y a su equipo de programa de televisión y ésta no es su página web. Espero de veras que ella pueda ayudarle en su situación. Un abrazo.

  22. que gran espiritu el tuyo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s